Si estoy en un ERTE, ¿tengo que declarar a Hacienda?

19 Agosto 2020

¿Eres uno de los 3,4 millones de españoles que han sufrido un ERTE durante la pandemia del COVID-19? Entonces, es muy probable que te preguntes cómo afectará esta prestación en tu próxima declaración de la renta. En este artículo te contamos todo lo que debes saber para no llevarte ninguna sorpresa desagradable.

El coronavirus provocó durante meses la paralización parcial de la economía.

Muchos trabajadores perdieron su empleo de la noche a la mañana, mientras que otros tantos fueron incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Esta medida fue una de las adoptadas por el gobierno para suavizar el golpe, junto con otras como una moratoria para préstamos bancarios.

Una vez pasado lo peor de la epidemia, y ya inmersos en la llamada “nueva normalidad”, toca hacer cuentas.

¿Cómo considera Hacienda el dinero de los ERTE? ¿Tienes que declarar esa prestación?

¿Cómo tributan los ERTE para Hacienda?

Lo primero que debes saber es que, a efectos tributarios, la prestación que hayas recibido durante el ERTE tiene los mismos efectos que una prestación por desempleo convencional.

Y las prestaciones por desempleo tributan exactamente igual que los salarios.

Es decir, se consideran rendimientos íntegros del trabajo.

Pero el problema es todavía más complicado, ya que para Hacienda en 2020 habrás tenido dos pagadores:

  • Tu empresa: que ha pagado tu sueldo antes de la pandemia (y después, si ya te has reincorporado).
  • El SEPE: que se ha hecho cargo de tu prestación mientras tu empresa te mantenía en ERTE.

¿Qué implica tener dos pagadores para el IRPF?

Que tengas dos pagadores (o más) diferentes durante un año no significa necesariamente que tengas que pagar más impuestos.

Pero muy probablemente sí tendrás que hacer la declaración de la renta en 2021, aunque hasta ahora nunca hayas tenido que presentarla.

Esto se debe a la Ley del IRPF, que indica lo siguiente:

  • Para un solo pagador: no estás obligado a declarar si cobras menos de 22.000 euros brutos anuales, aunque puedes hacerlo de forma voluntaria si crees que te interesa a efectos fiscales.
  • Para más de un pagador: en este caso, el umbral para tener que declarar baja a los 14.000 euros al año. También se aplica si recibes más de 1.500 euros del segundo pagador y los siguientes. No cuentan los préstamos personales, si has pedido uno.

Como ves, si has cobrado un ERTE estarías en el segundo grupo, puesto que lo más probable es que recibas del SEPE (tu segundo pagador) más de 1.500 euros.

Y por lo tanto, te toca hacer la declaración.

¿Me saldrá a pagar o a devolver, si estoy cobrando un ERTE?

Esta es la pregunta del millón.

¿La renta te saldrá a pagar o a devolver?

Pues depende tanto de lo que hayas cobrado en total, como de otros factores personales y económicos.

No obstante, muchos expertos coinciden en que es muy posible que tengas que pagar a Hacienda.

El motivo es que el SEPE, al igual que tu empresa, practica una serie de retenciones por el dinero que te pagan.

Pero en este caso, las retenciones en los ERTE son bastante más bajas.

Y como sabrás, cuanto más IRPF te retengan durante el año, más probabilidades hay de que la declaración te salga a devolver al año siguiente.

Me gusta

23

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más