La manutención de los hijos. ¿cómo funciona?

18 Marzo 2020

El divorcio es siempre un proceso bastante difícil, y la situación se vuelve aún más complicada si la pareja tiene hijos en común. En esta situación es importante recordar que antes de nada se deben proteger los intereses de los niños y asegurarse de que no se vean afectados por la disolución del matrimonio.

Como se sabe, con el divorcio y la presencia de niños comunes, los cónyuges pueden tener disputas sobre quién proporcionará asistencia financiera a sus hijos y la cantidad que se va a pagar.

En este artículo hablaremos sobre las formas existentes para resolver este problema.

El acuerdo mutuo

La forma más fácil de salir de esta situación es el procedimiento voluntario para pagar la pensión alimenticia al lado opuesto. Al llegar a dicho consentimiento, los padres pueden concluir un acuerdo por escrito sobre el pago de la pensión alimenticia ante notario o incluir esta cláusula en el acuerdo de divorcio que los cónyuges presentan ante el tribunal. La celebración de un acuerdo de pensión brinda garantías firmes para el pago mensual en los términos que establece, tanto para la persona que paga la pensión como para el destinatario de dinero: el niño y otro cónyuge, que es su representante legal. Este documento puede ser modificado por acuerdo mutuo, pero siempre ante notario o mediante una orden judicial.

Las condiciones del acuerdo de mantenimiento no pueden violar los intereses del niño; si no es así, el tribunal lo declarará inválido. El monto de la manutención de los hijos en dicho acuerdo lo determinan los propios padres, pero no puede ser inferior a la cantidad de dinero que un menor podría recibir al cobrar la manutención por el procedimiento judicial.

El proceso judicial

Si no es posible llegar a un acuerdo con el ex cónyuge sobre el monto y el procedimiento para pagar la manutención, la decisión correcta será acudir a los juzgados para resolver este problema.

Los casos relacionados con el cobro de pensión para niños se resuelvan por los jueces de paz. La resolución de este problema no será difícil si la declaración de reclamo se redacta de manera competente desde un punto de vista legal. El punto principal de este proceso es el cálculo correcto de la cantidad de manutención infantil para el mantenimiento del niño.

Como regla general, el monto de los pagos de manutención infantil se calcula en función de ciertos factores. Los factores principales son:

  1. Número de niños que necesitan manutención y las edades de cada uno de ellos. Además, se tendrá en cuenta el nivel de discapacidad o de dependencia en el caso de que fuera necesario
  2. El nivel de ingresos que tiene el cónyuge que paga la pensión
  3. Lugar donde viven los hijos
  4. El monto cambia cada año debido a la inflación

De acuerdo con el derecho español de familia, el monto de la pensión está destinado al cuidado de los menores, por lo que el padre que se queda con los niños y que recibe el dinero no puede negarse a esa cantidad, incluso si su situación financiera se lo permite.

Tal y como se describe en el artículo 92 del Código Civil Español, el divorcio no exime a los padres de las responsabilidades del cuidado de los hijos. El incumplimiento sistemático del régimen de visitas, el impago de la pensión alimenticia y el incumplimiento de otras obligaciones de uno de los padres en relación con su hijo pueden conducir a la privación de los derechos parentales.

En qué puedes gastar la pensión

El dinero que se percibe como pensión alimenticia se puede usar únicamente en las necesidades de los hijos, es decir, en los siguientes artículos de gastos:

  1. Gastos diarios: comida, ropa, educación, alojamiento, etc. Lo que constituye la vida cotidiana de un niño. Este es el artículo principal en que se gasta la manutención de los hijos.
  2. Gastos imprevistos o adicionales: este tipo de gastos incluyen gastos médicos, clases particulares, deportes, etc. Por lo general, estos gastos los pagan los excónyuges a partes iguales, a menos que el acuerdo estipule lo contrario. Debemos tener en cuenta este tipo de gastos y tener muy claro cómo se gestionan económicamente, ya que si no podríamos necesitar micropréstamos para cubrir la necesidad del niño.
  3. Los gastos opcionales: son aquellos que no son necesarios para la vida y el desarrollo del niño, pero uno o ambos progenitores los consideran importantes. Por ejemplo, viajes, campamentos de verano, etc. Aquí, las cantidades pagadas por cada uno de los padres se determinan en cada caso individualmente, dependiendo de las circunstancias.

Qué hacer si tu ex pareja no paga la manutención de vuestros hijos

Hay que recordar que la manutención es un derecho inalienable de tus hijos, que está garantizado por la ley, y si tu ex pareja no la paga sistemáticamente, la decisión correcta será acudir a los tribunales. Si su situación financiera es difícil, hazlo lo más pronto posible, porque los niños no deben sufrir los problemas financieros de sus progenitores. Mientras esperas la orden judicial y el pago obligatorio de tu ex puedes acudir, por ejemplo, a un crédito rápido online.

No te olvides que, además de pagar la pensión, tu ex puede tener otras obligaciones con vuestros hijos, como por ejemplo, visitas semanales. Su incumplimiento también es una violación de la ley.

La falta de pago de la manutención de los hijos es punible por ley de conformidad con el artículo 227 del Código Penal, en caso de ausencia de pagos durante 2 meses consecutivos o 4 meses en total. Tal delito puede castigarse con la privación de los derechos parentales, una multa e incluso una pena de prisión de hasta 1 año.

Sin embargo, es importante recordar que incluso si el ex cónyuge viola la ley, nunca se debe seguir su ejemplo. Esto significa que debes cumplir con el acuerdo celebrado con él hasta que el juez decida lo contrario. Si la orden judicial o su acuerdo notarial estipula la reunión del progenitor con el niño, no tienes derecho a evitarlo, incluso si tu expareja no paga la manutención. De lo contrario, el ex también tiene derecho a llevarte a los tribunales por violación del acuerdo. Recomendamos que te abstengas del chantaje, ya que es un método completamente ilegal. La cancelación del régimen de visitas debe implementarse por orden judicial.

Además, incluso si ya has presentado una solicitud ante el tribunal porque tu ex no paga la pensión alimenticia y el litigio está en el proceso, el segundo progenitor tiene el derecho total de continuar viendo a los niños hasta que el juez decida lo contrario.

Recuerda que el bienestar de los niños debe ser lo primero, tanto en el aspecto financiero como psicológico. Por lo tanto, trata de resolver el problema de la manutención de los niños de manera pacífica y civilizada.

Me gusta

131

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más