¿Conoces los créditos selectivos para la compra del coche?

01 Octubre 2019

Conocidas con nombres tan diversos como multiopción, compra flexible, renting para particulares u opción futuro —entre otros—, los créditos selectivos son formatos de financiación específicos de las financieras de automoción. Independientemente de su denominación comercial este tipo de créditos tienen una serie de particularidades que debes conocer antes de firmarlo. En este artículo te las muestro.

Si hubiese que pagar los coches al contado, la gente circularía casi siempre con vehículos muy viejos y destartalados, ya que habría que estar un montón de años ahorrando antes de disponer del dinero suficiente para cambiarlo por uno nuevo.

De esto son conscientes los bancos y financieras que ofrecen un sinfín de formatos distintos de préstamos personales para coche.

De hecho, se podría decir que cada entidad financiera tiene algún producto específico para este tipo de compras.

Y uno de los que más promocionan en los últimos tiempos son los créditos selectivos.

¿No has oído hablar de ellos?

Pues sigue leyendo porque estos créditos se suelen comercializar de un modo algo confuso y poco claro para el comprador.

Incluso en muchos anuncios de prensa se muestran modelos con cuotas mensuales muy bajas, pero eso no implica que el coche sea más barato…

¿Por qué los vendedores de coches ofrecen los créditos selectivos?

Ten en cuenta que este tipo de crédito son el gran caballo de batalla de las financieras de las marcas de coches.

Y lo son por los siguientes motivos:

  • Permiten ofrecer cuotas mensuales muy bajas.
  • Favorecen cambios de coche más frecuentes y un mayor número de operaciones.
  • Generan un buen stock de vehículos seminuevos para el concesionario.
  • El concesionario recibe grandes comisiones si convence a sus clientes de que utilicen esta fórmula.

Teniendo claro que a las marcas de coches y a los concesionarios les interesa comercializar este tipo de créditos selectivos, vamos a ver cuáles son sus características.

¿Cómo reconocer un crédito selectivo?

Va siendo hora de identificar este tipo de créditos.

Se tratan de préstamos personales en los que solo se financia una parte del valor del coche.

Cumplido el plazo de amortización —que generalmente suele ser breve— queda aún por pagar una parte del coche.

Esa cantidad final suele coincidir con el valor aproximado del vehículo en ese momento, de tal forma que si no quieres pagar esa última cuota podrías devolverle el automóvil al concesionario y cancelar la deuda.

Algunos clientes —confundidos por la terminología de algunas marcas— consideran que estos créditos selectivos son similares al renting destinado a clientes particulares.

Sin embargo, no hay ninguna relación entre este tipo de financiación y un renting (que es un arrendamiento financiero sin ninguna ventaja para los particulares). 

¿Realmente te conviene un crédito selectivo para comprar tu coche?

Ten en cuenta que en el concesionario te van a decir que se trata del mejor préstamo personal para el coche. Pero esto no es así siempre.

Para ver si esta modalidad te interesa o no, te voy a hablar de las ventajas y de las desventajas, para que tomes tu la mejor decisión.

Ventajas de un crédito selectivo

  • Pagas una cuota mensual más baja.
  • Puedes cambiar de coche cada 3 o 4 años.
  • Apenas tienes gastos de mantenimiento.

Desventajas de un crédito selectivo

  • Al final del período el concesionario no está obligado a quedarse con tu coche (si quieres cancelar la deuda devolviéndolo).
  • En caso de que tu vehículo en concreto se devalúe mucho, es posible que la venta del mismo no cubra la deuda pendiente y tengas que poner más dinero. 
  • Si te vas a quedar con el vehículo —y tienes que refinanciar la cantidad pendiente—, tendrás que soportar unos costes totales muy elevados.
Me gusta

101

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más