Cambia la tendencia en los desahucios de vivienda Aumentan por primera vez en 5 años

05 Agosto 2020

En la crisis de 2008 los desahucios crecieron hasta límites nunca antes conocidos. Desde entonces la situación comenzó a revertir poco a poco, dibujando un escenario en el que comprar una casa volvía a ser menos arriesgado. Pero ahora los desalojos de viviendas vuelven a subir en España: un 5,2% más durante el primer trimestre del año.

Aumentan por primera vez en 5 años

Aunque son números de por sí preocupantes, lo son aún más si tenemos en cuenta que todavía no reflejan los efectos de la crisis del COVID-19.

Por eso, es de esperar que las cifras empeoren todavía más cuando los estragos provocados por la pandemia empiecen a ser más profundos.

Pero hasta que conozcamos las nuevas estadísticas, en este artículo te explicamos cuál es la situación de los desahucios a día de hoy.

Los desahucios en España, en cifras

Entre enero y marzo de 2020, en España se registraron 5.535 desahucios de viviendas por impago de hipotecas, frente a las 5.247 del mismo periodo del año anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El mayor incremento se produjo en primeras residencias, con un 9,3% más, hasta alcanzar los 1.668.

Precisamente, es en estos inmuebles donde los efectos son más demoledores para las familias, que en muchas ocasiones se ven sin un techo de la noche a la mañana.

El aumento llega después de 20 trimestres a la baja. O lo que es lo mismo, cinco años descendiendo.

Reparto de los desahucios por zonas

No todas las comunidades se han visto afectadas en igual medida por esta subida.

Según el INE, las zonas más castigadas han sido las siguientes:

  • Comunidad Valenciana, con 1.384.
  • Cataluña, con 1.173.
  • Andalucía, con 947.

La otra cara de la moneda la ofrecen estas otras regiones, que se sitúan como las que menos desahucios han experimentado:

  • Extremadura, con 40.
  • País Vasco, con 28.
  • Navarra, con 19.

Los desahucios durante el Estado de Alarma

Al decretarse el Estado de Alarma por el coronavirus, el Gobierno aprobó un paquete de medidas destinadas a hacer más llevadera la situación a las familias.

Entre ellas, se encontraban dos medidas específicas para evitar una oleada aún mayor de desahucios:

  • Una moratoria en el pago de hipotecas. En principio, el aplazamiento de los créditos para vivienda tenía una duración de tres meses, que los bancos ampliaron hasta un año.
  • La prohibición de ejecutar desalojos durante el confinamiento. Esta medida ya ha finalizado para los impagos por hipotecas. Pero seguirá vigente durante seis meses para los alquileres.

Debido a esta protección adicional a los propietarios, el próximo trimestre es muy probable que los desahucios vuelvan a bajar.

Pero sin duda, se tratará de una ilusión, ante el más que previsible aumento que se vivirá tras el verano.

Motivos del aumento

Numerosos expertos coinciden en señalar como la principal razón la ralentización de la economía española en los últimos meses.

Esta situación también se dejó notar en otros datos.

Por ejemplo, el mayor número de personas que solicitaban un préstamo personal para hacer frente a gastos imprevistos.

Además, el 56% de ejecuciones de desahucios en este primer trimestre correspondían a hipotecas que se solicitaron entre 2005 y 2008.

¿Y eso qué significa?

Pues que se firmaron en plena burbuja inmobiliaria, cuando los precios de las viviendas eran más altos y las hipotecas más difíciles de pagar.

Me gusta

41

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más