Deducciones fiscales en eficiencia energética y la ayuda que da un préstamo para reformas

28 Febrero 2024

La optimización del consumo energético en el hogar está ganando importancia entre los hogares, no solo por su impacto positivo en el medio ambiente, sino también por los beneficios económicos a largo plazo que puede conllevar.

 En este sentido, tanto los financiamientos para renovaciones como las reducciones fiscales se presentan como herramientas fundamentales para quienes desean incrementar la eficiencia energética de sus viviendas. A continuación, exploraremos en detalle cómo operan estas opciones y cómo sacarles el máximo provecho.

Bonificaciones fiscales para eficiencia energética

Las bonificaciones fiscales tienen como objetivo impulsar la inversión en eficiencia energética en los hogares, brindando un incentivo financiero para llevar a cabo mejoras sostenibles. Estas bonificaciones, contempladas en el plan de recuperación, transformación y resiliencia y extendidas hasta el año 2024, pueden marcar una gran diferencia en el costo total de un proyecto de mejora del hogar. Ahondemos en las principales bonificaciones fiscales disponibles:

  1. Por obras para reducción de la demanda de calefacción y refrigeración: esta bonificación permite recuperar el 20 % de los costos de las obras realizadas, con un tope máximo de 5000 euros. Las modificaciones deben reducir al menos un 7 % las necesidades de calefacción y refrigeración del hogar.
  2. Por obras para la mejora en el consumo de energía no renovable: en este caso, la bonificación es aún más sustancial, alcanzando el 40 % de los gastos, con un límite máximo anual de 7500 euros. La reforma debe lograr una reducción del 30 % en el consumo de energía no renovable y la vivienda debe alcanzar una calificación de sostenibilidad de clase a o b.
  3. Por obras de rehabilitación energética: esta bonificación, la más generosa de las tres, permite desgravar hasta el 60 % del costo de las obras realizadas, con un límite de 5000 euros al año. Es relevante destacar que estas obras no se limitan únicamente al área habitable, sino que también pueden abarcar otras zonas como garajes o trasteros, siempre que estén dentro del mismo edificio y se logre una reducción del 30 % en la demanda energética no renovable.

Estas bonificaciones fiscales ofrecen un incentivo financiero considerable para aquellos que desean iniciar proyectos de eficiencia energética en sus hogares. No obstante, es crucial recordar que estas bonificaciones no son acumulativas, por lo que es necesario evaluar cuidadosamente cuál se adapta mejor a las necesidades y circunstancias individuales.

Bonificación del IRPF por instalación de paneles solares

La instalación de paneles solares es una de las formas más efectivas de mejorar la eficiencia energética de una vivienda. Además de reducir la dependencia de fuentes de energía no renovable, esta inversión puede generar ahorros significativos a largo plazo. La bonificación del irpf por la instalación de paneles solares permite descontar entre un 20 % y un 60 % del total de la inversión realizada en mejorar la eficiencia energética de la vivienda o edificio.

Por cada 5 euros invertidos en paneles solares, al menos 1 euro puede ser desgravado en la declaración de la renta. Para ser elegible, se requiere que las personas hayan instalado paneles solares fotovoltaicos en su vivienda antes del 31 de diciembre de 2024 y demuestren, a través del certificado de eficiencia energética, una reducción mínima del 7 % en la demanda de calefacción y refrigeración. El porcentaje de bonificación varía entre el 20 % y el 60 %, con una base máxima anual que oscila entre los 5.000 y los 7.500 euros, dependiendo de cada caso específico.

La financiación para renovaciones facilita la implementación de proyectos de eficiencia energética

Además de las bonificaciones fiscales, obtener un préstamo para reformas o para renovaciones es una parte esencial del proceso de mejora de la eficiencia energética en el hogar. Estos préstamos proporcionan el capital necesario para llevar a cabo los proyectos de mejora, permitiendo a los propietarios afrontar los costos de manera más manejable y sin afectar significativamente su flujo de efectivo.

En PepeCredito, comprendemos la importancia de asegurarse de que el monto del préstamo sea adecuado a las necesidades y al presupuesto establecido para la renovación. Al planificar cuidadosamente y ajustar el préstamo a un presupuesto previo, se evitan gastos innecesarios y se garantiza una gestión financiera más eficiente y efectiva del proyecto.

Requisitos para solicitar una bonificación fiscal por obras en tu hogar

Es crucial comprender los requisitos establecidos para poder beneficiarse de las bonificaciones fiscales en eficiencia energética. La ley del impuesto sobre la renta de las personas físicas (irpf) establece bonificaciones que van del 20 % al 60 %, dependiendo de la reducción de consumo y del tipo de inmueble.

  • Para la bonificación del 20 %, aplicable a obras que reduzcan la demanda de frío y calor, la base máxima anual es de 5.000 euros. Se requiere un certificado de eficiencia energética emitido por un técnico competente antes del 1 de enero de 2025, y las obras deben reducir al menos un 7 % la demanda de calefacción y refrigeración.
  • La bonificación del 40 % es para obras que disminuyan el consumo de energía primaria no renovable, con una base máxima anual de 7.500 euros. Se aplica a obras realizadas desde la entrada en vigor del real decreto-ley 19/2021 hasta el 31 de diciembre de 2024 en viviendas alquiladas antes de esa fecha.
  • La bonificación del 60 % es para obras de rehabilitación energética en edificios residenciales, con un máximo de 15.000 euros. Se aplica a obras realizadas desde la entrada en vigor del real decreto-ley 19/2021 hasta el 31 de diciembre de 2024.

Las bonificaciones se aplican en los periodos impositivos 2021, 2022, 2023 y 2024, siempre que se cuente con el certificado de eficiencia energética antes del 1 de enero de 2025.

La combinación de bonificaciones fiscales y préstamos para renovaciones ofrece un marco sólido para aquellos que desean mejorar la eficiencia energética de sus hogares. Estas herramientas proporcionan incentivos financieros significativos y facilitan la implementación de proyectos de eficiencia energética, permitiendo a los propietarios reducir costos a largo plazo y contribuir a un futuro más sostenible. En pepe crédito, estamos comprometidos a proporcionar el apoyo necesario para que tus proyectos de mejora energética se conviertan en una realidad.

Si por otro lado estás pensando en comprar una vivienda y necesitas una hipoteca, no te pierdas nuestro artículo ¿Conoces las hipotecas verdes? Donde te explicamos en qué consisten y qué relación tienen con la eficiencia energética.

Me gusta

167

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más