¿Cuánto gastamos los españoles en comida? Formas de ahorrar en el súper

10 Marzo 2021

La alimentación es una de nuestras necesidades básicas, la base de nuestra salud y uno de los principales artículos de gastos. Por supuesto, los hábitos alimenticios de cada persona son diferentes, pero los residentes del mismo país suelen tener principios similares en materia de compra y consumo de alimentos.

Los españoles tienen hábitos comunes. En este artículo, averiguaremos cuánto gastamos en alimentos y cómo podemos ahorrar en esta categoría de gastos sin comprometer nuestra calidad de vida.

Los hábitos alimenticios de los españoles

Según las investigaciones, la mayoría de las veces los españoles gastan entre 150 y 450 euros al mes en comida. Este indicador es relevante para el 70% de los residentes del país. En los últimos años, esta cifra ha ido creciendo, luego del declive experimentado durante el período de una grave crisis en el país y una tendencia masiva al ahorro.

El tiempo que los españoles gastan en compras de comestibles puede sorprenderte. ¡En promedio pasamos 78 minutos en el supermercado!

Si analizamos las categorías de alimentos que compran los españoles, vemos que la mayor parte de la canasta de alimentos son frutas y verduras (incluidas las patatas). Junto con los productos lácteos, representan casi el 45% del peso total de alimentos comprados. Se trata de una tendencia muy positiva: en los últimos años, los españoles han ido comprando cada vez más verduras y frutas frescas y consumiéndolas al menos 3-4 veces por semana. El segundo lugar lo ocupan las carnes frescas (alrededor del 20%) y el pescado (13%).

A pesar de un enfoque más consciente a la alimentación que se ha observado en los últimos años, la mayoría de los españoles no siempre son racionales a la hora de gastar en comida. Si una familia ha planeado una compra importante, renovación de su casa u otros gastos, muy a menudo solicitan mini préstamos en España para estas necesidades o tratan de ahorrar en otros gastos. Pero rara vez revisan sus gastos diarios y especialmente la canasta alimenticia. Y esto podría ayudar a ahorrar una cantidad significativa.

¿Cómo debemos comprar los alimentos?

No importa cuánto gastes en comida (150-450€, como la mayoría de los españoles, u otra cantidad), en cualquier caso, seguir reglas simples a la hora de comprar alimentos te permitirá ahorrar una buena cantidad de dinero para tu presupuesto.

Antes de ir al supermercado

Planifica tu menú para la semana

Si sabes exactamente qué y cuándo cocinar, puedes determinar qué es exactamente lo que necesitas comprar, qué hay en casa y qué necesitas. Esto te evitará compras precipitadas y, al mismo tiempo, situaciones cuando no hay comida en casa.

Busca descuentos y cupones

Ahora existen muchas aplicaciones que te permitirán rastrear descuentos en supermercados, así como la disponibilidad de cupones de supermercado para ciertos productos. Esta es una buena manera de pagar menos por tus compras habituales.

Haz una lista con lo que necesitas

Incluso si tienes una memoria excelente, no debes confiar en ella en este asunto. Escribe en una hoja de papel o en tu smartphone una lista de productos que necesitas comprar.

Lleva contigo auriculares durante la compra

Es paradójico, pero cierto: la música lenta que suena en los supermercados aumenta las ventas en un 38%. Las melodías menos meditativas te ayudarán a no caer en este cebo.

Come antes de ir a comprar

No es difícil seducir a una persona hambrienta con comida, y comprará mucho más. Los científicos incluso calcularon cuánto: si no comes antes, gastarás en promedio un 64% más que con el estómago lleno.

Durante las compras

Limita el tiempo dentro del supermercado

Ponte como objetivo realizar tus compras en un plazo razonable. El tiempo ajustado no te dará la oportunidad de pasear despacito por la tienda y gastar demasiado.

Sigue el plan desde que entras hasta que sales

Si necesitas pasta, pollo y leche, ve al estante de verduras, lácteos y pastas. Pasear tranquilamente por otras filas te obliga a comprar algo que no estaba en los planes. Y para que no tengas miedo de olvidarte de llevar algo, tienes una lista.

Lee las etiquetas de los productos

Presta atención a la fecha de vencimiento, fecha de producción, condiciones de almacenamiento y no te olvides de los ingredientes. Por ejemplo, no debe haber grasas vegetales en el queso. Y el yogur bajo en grasa puede tener más calorías que el regular, lo cual es importante si lo compras con fines dietéticos.

Calcula el coste por Kg

Algunos supermercados escriben en la etiqueta no solo el precio del artículo, sino también el precio de los productos por 1 kg. Si no es así, calcúlalo tú mismo. Es esta cifra la que habla de manera más elocuente sobre el costo real del producto y ayuda a elegir la opción más rentable entre varias.

Redondea correctamente

4,99 euros son 5 euros y no 4. Sí, la diferencia parece poca, pero con 10 productos, se acumulará cantidad significante.

No compres demasiado

Incluso con la lista, puedes comprar demasiado, por ejemplo, tomar un kilo de zanahorias en lugar de dos para el arroz. Compra solo la cantidad que necesitas para no tirar luego la comida podrida

Ten cuidado con los estantes trampa

Existe una zona peligrosa de compras espontáneas cerca de la caja. La espera en la fila puede provocar compras innecesarias - un par de chocolates, los chicles, una cola... ¿Estás seguro de que necesitas todo esto? Son las trampas de los especialistas en marketing. Así que ten paciencia y mantenga a tus hijos ocupados con algo más que mirar los estantes.

Vuelve a mirar el contenido del carrito antes de pagar

Echa un vistazo a tus compras. Quizás te olvidaste algo de la lista o agarraste algo del estante sin pensar. Es hora de volver lo que sobra a los estantes y no gastar más de lo necesario.

Comer bien y ahorrar es posible

Por supuesto, los productos alimenticios son uno de los gastos más importantes para la salud, y en ningún caso se debe ahorrar en su calidad. Sin embargo, te equivocas si crees que puedes ahorrar dinero solo en grandes compras. La planificación regular del presupuesto y el control de los gastos diarios te permitirán vivir en paz y tener siempre fondos para una emergencia en lugar de pedir microcréditos al instante cada vez que surge algo imprevisto.

Me gusta

91

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más