Ventajas de invertir una parte de los ahorros en préstamos

17 Diciembre 2020

Si estás pensando en invertir parte de tus ahorros para el futuro, es posible que hayas barajado muchas opciones: acciones, renta fija, inmuebles, depósitos bancarios… ¿Pero alguna vez te has planteado invertir en préstamos?

Desde luego, este método de inversión no es el más conocido. Puede que incluso te haya causado extrañeza al leerlo.

Pero lo cierto es que cada vez más personas lo practican en todo el mundo gracias a la popularización de los préstamos P2P. O dicho de otra forma, los préstamos entre personas.

Gracias a este sistema puedes prestar tu dinero a otros usuarios para obtener una rentabilidad extra con tus ahorros.

En este post te contamos en qué consiste esta forma de invertir, así como sus ventajas más importantes frente a otros instrumentos financieros.

Qué son los préstamos entre personas

Los préstamos P2P son una modalidad de financiamiento que une a personas que necesitan un préstamo personal con otras dispuestas a prestarles parte de su dinero.

Pero es posible que te preguntes: ¿por qué iba yo a prestarle dinero a un desconocido?

Muy fácil.

Porque a cambio de esta operación, el solicitante te devolverá el monto inicial junto con unos intereses.

Así, las dos partes os beneficiáis.

Existen numerosas plataformas especializadas con este tipo de préstamos. Mintos, Doopla y Prestadero son algunas de las más conocidas.

En algunas de ellas también puedes prestar dinero a empresas, no solo a particulares.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en préstamos P2P?

  • Buena rentabilidad: la inversión en préstamos suele proporcionar mayores rendimientos que otros productos de inversión como los depósitos o la renta fija. Esto es posible gracias a que estas plataformas conectan directamente a las personas, sin intermediarios que cobren altas comisiones.
  • Beneficios a corto plazo: olvídate de dejar tu dinero invertido durante años y años. Aquí el horizonte temporal es muy corto, normalmente entre 3 meses y 3 años. Además, te ingresan los intereses mes a mes.
  • Riesgo bajo: este método no es totalmente seguro —ninguna inversión lo es—, pero el riesgo es asumible en comparación con la rentabilidad que puedes conseguir. Las plataformas tienen filtros de seguridad muy estrictos para aprobar solo los préstamos con más garantías de ser devueltos. Y siempre puedes diversificar tu inversión entre varios créditos para limitar tus pérdidas en caso de impago.
  • Montos pequeños: algunos instrumentos de inversión están reservados a grandes fortunas. Pero los préstamos entre particulares han democratizado el sistema de inversiones, de forma que prácticamente cualquier persona puede financiar un microcrédito en España. Algunas fintech permiten entrar al mercado por un monto tan pequeño como 200 pesos. Luego aumentar la cantidad con los beneficios que obtengas.
  • Facilidad: puedes empezar a invertir tus ahorros en solo unos minutos. No tienes que desplazarte a ninguna oficina bancaria, ya que los trámites se hacen en línea. Además, te piden muy pocos requisitos, por lo que el papeleo es casi inexistente.
  • Función social: a menudo los bancos solo se preocupan por su propia rentabilidad. Por eso suelen denegar muchos préstamos solo porque no les conviene a ellos. Con solo una parte de tus ahorros tú puedes ayudar a personas o proyectos que de otra forma nunca conseguirían financiamiento.
Me gusta

190

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más