La importancia de una buena educación financiera en el colegio

15 Julio 2019

La alta complejidad del sistema financiero actual provoca que cada vez sea más importante gozar de una buena educación económica. Pero no todo el mundo puede aprender de un modo autodidacta los fundamentos básicos, por eso se hace patente la necesidad de que en los colegios se enseñe economía a los niños, como una asignatura más.

Una de las grandes asignaturas pendientes de la población española es, sin ninguna duda, la educación financiera.

Hasta ahora, millones de familias han ido tirando como han podido, a base de sensatez y prudencia.

Pero el nivel de vida ha aumentado mucho, y las necesidades de los españoles a nivel financiero también se han vuelto más complejas: ya no vale solo con el sentido común, sobre todo cuando una familia pretende labrar un patrimonio, invertir bien sus ahorros o no caer en un excesivo endeudamiento.

La necesidad de enseñar economía básica en el colegio

Una familia tiene que hacer frente a lo largo de su vida a una serie de retos financieros que es necesario conocer y comprender.

Situaciones difíciles de gestionar, pero bastante comunes en todas las casas, que van desde solicitar una hipoteca para comprar una vivienda, hasta invertir el dinero ahorrado a lo largo del tiempo, pasando por temas aún más habituales como la importancia de hacer un presupuesto doméstico o conocer las implicaciones de solicitar préstamos personales.

Hasta ahora, la gente se informaba preguntando a amigos que sabían de temas financieros o investigando por cuenta propia, de un modo autodidacta.

Pero la gran mayoría de las familias confiaban ciegamente en el empleado del banco con el que solían tratar, pensando que este se preocuparía por sus necesidades y que solo les ofrecería los productos financieros más adecuados para ellos.

La realidad, en cambio, nos ha mostrado que los bancos son empresas que en muchas ocasiones se aprovechan de la poca cultura financiera de los españoles, para colocarles productos demasiado complejos, con elevado riesgo, y de difícil comprensión incluso para personas familiarizadas con el mundo de la economía.

De haberse generalizado en España una mínima educación financiera, probablemente se habrían evitado muchas de las consecuencias de problemas tan graves como los de las preferentes o las hipotecas mutidivisa, que han afectado a demasiados particulares en nuestro país.

Voluntarios que enseñan economía por los colegios

Para tratar de dar solución a esta realidad, la Fundación Bancaria de La Caixa ha creado el programa Finanzas para jóvenes que se basa en dar clase a alumnos que están cursando el cuarto curso de la ESO.

En los dos últimos años, los voluntarios del programa han impartido ya sus clases a un total de 2.811 jóvenes de 63 centros repartidos en las comunidades autónomas de Aragón, Castilla y León, Castilla La Mancha, Murcia y Madrid.

El objetivo para el próximo curso es aumentar el número de centros adscritos al programa, que se articula en 4 talleres sobre los siguientes temas:

  • Administración del dinero a través del presupuesto personal.
  • Prevención del endeudamiento.
  • Los riesgos de cualquier inversión.
  • Planificación financiera básica. 

Gracias a estos talleres, los jóvenes alumnos dispondrán de herramientas y conocimientos suficientes para entender la complejidad de muchos elementos financieros que se usan en el día a día de un modo equivocado.

De esa forma, a partir de ahora, los chicos sabrán cómo administrarse mejor, aprenderán a ahorrar, a entender las implicaciones de una hipoteca o de un contrato de una tarjeta de crédito, así como a recurrir solo a los créditos rápidos cuando sea estrictamente necesario.    

Me gusta

349

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más