Los sectores más afectados por el coronavirus

30 Diciembre 2020

La pandemia ha supuesto un torpedo en la línea de flotación de muchos negocios. Con las limitaciones a la movilidad primero, y la crisis económica posterior, son muchos los que se están viendo abocados al cierre. ¿Pero cuáles están siendo los sectores más afectados?

Los datos no dejan lugar a dudas.

Con una caída de más del 11% estimada en el PIB, España va camino de terminar el 2020 como el país de la eurozona más afectado por la pandemia. Unas previsiones que nacen de los últimos informes de la OCDE y que tienen su reflejo en la calle.

Desde las primeras restricciones impuestas a principios de año son miles los negocios que han visto su facturación desplomarse.

Pero este impacto no ha sido igual para todos.

Mientras que algunos sectores han capeado en buenas condiciones el temporal (e incluso han logrado crecer), otros han encontrado en el coronavirus un obstáculo ante el que les ha sido imposible mantenerse a flote.

Veamos cuáles son los sectores más afectados.

Turismo y alojamiento

Las restricciones a la movilidad y el cierre de fronteras a lo largo del mundo han supuesto un serio daño para todos los negocios relacionados con el turismo.

En este grupo entrarían hoteles, guías turísticos y agencias de viajes, pero también las empresas de transportes. Y muy especialmente el sector de la aviación.

La tímida reapertura de fronteras que se dio durante el verano supuso un respiro para estos negocios, unos de los más castigados por la crisis del coronavirus.

Pero los datos de contrataciones, que se han desplomado con respecto a los años anteriores, no mienten. El turismo fue uno de los primeros sectores con los que se cebó la pandemia y uno de los que más tiempo tardará en reponerse.

Hostelería

Si el turismo cae, la hostelería viene detrás.

Bares, locales y restaurantes han acusado este año la falta de turistas. Además, estos negocios llevan varios meses en el punto de mira, como sospechosos de ser unos de los principales focos de contagios.

Estos, entre otros muchos factores (como el hecho de que una gran parte de los hosteleros son autónomos o pequeños empresarios) explican por qué muchos profesionales de este sector han tenido que recurrir a un préstamo bancario para afrontar sus pérdidas económicas y mantenerse a flote.

Comercios físicos

En el caso del retail, el impacto del coronavirus ha sido bastante desigual.

Si antes del 2020 el comercio por Internet ya era un fenómeno en auge, la pandemia solo ha contribuido a acelerarlo. Las tiendas online en su conjunto han experimentado un crecimiento exponencial en sus pedidos, en muchos casos a costa de los comercios físicos.

Además, la paralización de la economía entre marzo y mayo supuso un impacto del que muchas pequeñas tiendas no han logrado recuperarse.

De hecho es en estos negocios, junto al turismo y a la hostelería, donde se han concentrado una mayor parte de los ERTEs.

Construcción

El sector de la construcción ya daba indicios de debilitamiento. Una situación que solo se ha agravado tras la crisis del coronavirus.

Desde el confinamiento de marzo, cuando se paralizaron de forma temporal todos los trabajos no esenciales, la caída en los proyectos de construcción no ha dejado de caer.

A esto se suma la depresión en la economía, que ha afectado a la compraventa de viviendas (y por lo tanto a la necesidad de construirlas).

Estos son algunos de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus, pero también podríamos mencionar otros como los juegos de apuestas, la confección de prendas, las artes y el ocio, etc.

Si tu negocio también ha sufrido las consecuencias de la crisis y necesitas solicitar financiación, te recomendamos usar nuestro comparador de préstamos bancarios para encontrar uno con las mejores condiciones posibles.

Me gusta

133

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más