Los préstamos rápidos, la opción favorita de los españoles

10 Junio 2020

Hasta hace unos años, los préstamos rápidos eran prácticamente unos desconocidos. Pero con el tiempo se han convertido en la opción de financiación favorita de los españoles. Una popularidad que, en plena crisis del coronavirus, se espera que no deje de crecer. ¿A qué se debe este gran crecimiento? ¿Y qué precauciones debes tomar antes de solicitarlos? En este artículo te ofrecemos las respuestas.

Los préstamos al instante viven su edad dorada.

Ya son la primera solución a la que miran los españoles para conseguir liquidez en momentos puntuales, como lo demuestran las estadísticas: el 28% de las deudas de los hogares proceden de este tipo de préstamos, según el Banco de España.

Aunque el crecimiento ha sido constante durante los últimos años, 2019 supuso su explosión definitiva, con un aumento del 9,1%.

En total, el dinero que las entidades prestaron se elevó hasta los 32.200 millones de euros.

Una cifra espectacular, si tenemos en cuenta que se trata de préstamos de baja cuantía.

Motivos del crecimiento de los créditos rápidos

Para comprender por qué los préstamos rápidos están creciendo de forma exponencial, hay que tener en cuenta varios factores:

  • Popularización de los servicios financieros online: Las fintech han facilitado el acceso al crédito, gracias a la comodidad de poder solicitarlos desde casa y sin tener que cumplir muchos requisitos.
  • Cantidades limitadas: estos préstamos son los más aptos para pequeños gastos. Pueden devolverse sin mucho esfuerzo, al contrario del gran compromiso que conllevan los préstamos bancarios tradicionales.
  • Aumento de la confianza de los usuarios: la transparencia es otra de las grandes ventajas de los préstamos inmediatos. Esto ha hecho que muchas personas que antes eran reticentes se hayan decidido a probarlos.

Los préstamos al instante en la crisis del coronavirus

La pandemia del COVID-19 ha provocado una grave crisis económica, que no hará sino empeorar en los próximos meses.

Por eso, muchas familias necesitan una solución de financiación que les ayude a seguir pagando sus gastos cotidianos. O simplemente para darse algún capricho sin tener que esperar a la próxima nómina.

¿Y qué papel juegan los créditos rápidos en este escenario?

Como puedes imaginar, son un recurso muy útil para esos casos en los que necesitas una pequeña ayuda extra.

Pero los expertos coinciden en que hay que usarlos con prudencia.

De lo contrario, pueden llevar a una situación de riesgo, ya que las familias caerían en un endeudamiento del que luego les costaría salir.

Y ya sabemos que el impago de un préstamo acarrea muchos problemas.

Consejos para pedir un préstamo online de forma segura

Si no quieres que lo que debería ser una ayuda se convierta en un contratiempo, toma nota de estos consejos:

  • Pide un préstamo solo si tienes una fuente de ingresos estable: puede ser una nómina o una pensión, pero asegúrate de que podrás devolver el dinero sin apuros.
  • Solicita la cantidad mínima que necesitas: a más dinero, más tardarás en pagarlo. Y por lo tanto, el riesgo de impago también es mayor.
  • Compara las condiciones y tipos de interés: aprovecha las comparativas de préstamos online que te ofrecemos en nuestra página para encontrar la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Como ves, solo tienes que usar el sentido común.

Un préstamo es una buena herramienta para conseguir liquidez en situaciones concretas, pero no deberías solicitarlo para pagar otras deudas o si tu economía familiar pasa por un momento delicado.

Me gusta

44

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más