La gran incógnita de la cláusula suelo

17 Octubre 2018

¿Cuántos de nosotros hemos solicitado alguna vez en la vida una prestación? 

Préstamos online para cubrir un contratiempo o alguno de los mini créditos para darnos un capricho. Una labora bastante fácil y rápida hoy en día, con las plataformas online, respuestas inmediatas y documentación de lo más simple que te piden los prestamistas. ¿Pero qué ocurre si necesitamos una hipoteca, una financiación para comprar una vivienda?

Una de las incógnitas más grandes que ha azotado el mercado de las hipotecas es la famosa clausula suelo.

¿Qué es a cláusula suelo?

La cláusula suelo, es una de las condiciones de las entidades financieras, que se aplica en el momento de firmar una hipoteca y que impide a los usuarios obtener ventajas con las bajadas del Euribor.

El Euribor es un indicador europeo, a partir del que se calcula la tasa de interés que aplican los bancos y que suele variar cada ano. Los bancos en nuestro país adoptaron las medidas de las cláusulas suelo y techo, instaurando un mínimo y un máximo de las tasas de interés que deben pagarse en las hipotecas sin tener en cuenta el Euribor europeo.

En el año 2008, el Euribor alcanzo su máximo histórico, posicionándose en un 5%, pero en España no se activaron las cláusulas techo, por el simple hecho, que las organizaciones bancarias en España habían puesto un 13% como techo.

En el año 2009, el Euribor cayó en picado, llegando a un 1%, y en este caso sí que entró en vigor la cláusula suelo de los bancos, que se posicionaba en un 3%. Es decir, los usuarios que habían firmado las hipotecas no podían disfrutar de las ventajas de la caída del Euribor para pagar menos tasa de interés, ya que los bancos habían aplicado un tope sin tener en cuenta la tasa de interés europea por la que se tienen que regir. Dicha diferencia tan abusiva se convirtió en una demanda colectiva de muchos de los usuarios de hipotecas que se consideraron engañados.

La demanda que se interpuso a los bancos de España no solo fue aceptada, sino que el Tribunal Supremo de España, dictaminó a favor de los usuarios y declaró nulas las cláusulas suelo y techo de los bancos por ser totalmente abusivas. Además, impusieron a las entidades bancarias realizar la devolución del dinero que se cobró a los usuarios por las cláusulas suelo, pero solo en los casos, donde los usuarios no estaban informados de la existencia de dichas clausulas. Gracias a la existencia del dictamen favorable del Tribunal supremo, todos los usuarios pueden dirigirse a sus bancos y solicitar una revisión de sus hipotecas, sin tener que interponer una demanda a sus sucursales.

Ya sea préstamos personales rápidos en España o hipotecas con los bancos, ante todo nos tenemos que fijarnos en las condiciones que nos ofrecen las entidades, las comisiones que deberemos pagar y los intereses que nos aplicarán.

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más