¿Realmente compensa alquilar una casa?

13 Noviembre 2019

Los precios de los alquileres están por las nubes. Según los datos del Banco de España, desde el año 2013 el precio de las viviendas en alquiler ha crecido un 50%. Una cifra sobrecogedora, que asusta aún más cuando se pone en contexto: en el mismo período de tiempo, la remuneración media por asalariado solo ha crecido un 1,6%.

Cuando el precio de los alquileres aumenta 30 veces más que los sueldos, se puede considerar que estamos ante un grave problema de vivienda.

Y encima esta situación no es exclusiva de las grandes ciudades, dado que en localidades de tamaño medio sucede exactamente igual con los precios de los arrendamientos.

El origen de este problema viene provocado —según el Banco de España— por la escasa oferta. Son pocas las viviendas en alquiler en el mercado. O, al menos, no son las suficientes para cubrir la demanda.

Además, hay que recordar que, en plena burbuja inmobiliaria, cuando los impagos hipotecarios y los desahucios estaban a la orden del día, mucha gente empezó a darse cuenta de que la compra de una casa no podía ser una solución ideal para el 100% de la población.

Fenómenos como la inestabilidad laboral, los bajos salarios o el desempleo han provocado que muchos más españoles que antes demanden pisos en alquiler. Pero la situación actual impide que se aumente el parque de viviendas disponibles para su arrendamiento, con lo que los precios no hacen más que aumentar desaforadamente.

Y esto hace que el tradicional debate sobre si conviene más una vivienda en propiedad o en alquiler se vuelva a poner de actualidad.

Argumentos a favor de la compra de una casa

Nuestros padres siempre opinaban que alquilar era tirar el dinero.

Vamos a ver si estaban en lo cierto:

  • Es más barato comprar que alquilar: si consultas nuestro comparador de hipotecas, comprobarás que los intereses por este tipo de préstamos hoy en día son mucho más bajos que la renta de un alquiler. Esto hace que el coste final de un préstamo, comparado con el pago de rentas de alquiler en el mismo período, sea menor.
  • Una vivienda en propied ad te asegura más tranquilidad en el futuro: ser dueño de un inmueble te permitirá afrontar el futuro con más seguridad. Cuando llegue la vejez habrás terminado de pagarla; y, además, a largo plazo, los inmuebles suelen mantener el valor (si no se revalorizan, aunque sea un poco).
  • La oferta hipotecaria cada vez es más accesible: los bancos vuelven a ofrecer créditos hipotecarios con condiciones bastante interesantes. Incluso hoy en día puedes obtener la mejor hipoteca fija, ya que el previsible cambio de tendencia en los tipos de interés puede convertir en muy interesantes este tipo de productos financieros. El último motivo tiene relación con los recientes cambios legislativos que han reducido los costes adicionales por contratar o subrogar una hipoteca.

Argumentos a favor del arrendamiento de una vivienda

Aunque los precios de los alquileres hayan subido mucho, todavía existen algunas razones que hacen que el arrendamiento siga siendo una opción a tener en cuenta:

  • No todo el mundo cumple los requisitos para conseguir una hipoteca: si no tienes trabajo fijo, o suficiente antigüedad, o no cuentas con unos ahorros considerables, vete despidiéndote de la hipoteca porque ningún banco va a confiar en ti.
  • Si tienes mucha movilidad profesional, el alquiler siempre te va a interesar: si por tu trabajo tienes que cambiar mucho de residencia —o quieres conseguir una mayor proyección laboral cambiando de ciudad con frecuencia— no puedes atarte a una casa que no se puede mover contigo. De hecho, uno de los grandes problemas laborales en España es la poca movilidad de los trabajadores, ya que muchos de ellos tienen viviendas en propiedad y no pueden venderlas con rapidez y facilidad.
  • El precio de los arrendamientos está tocando techo: es muy difícil que los alquileres sigan subiendo indefinidamente. De hecho, algunos expertos aseguran que en Madrid y Barcelona los precios ya han tocado techo, con lo que la tendencia lógica debería empezar a ser descendente. De ese modo, el alquiler se haría más atractivo.
Me gusta

87

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más