¿Me afectan como cliente las fusiones entre bancos?

11 Diciembre 2020

Durante las últimas semanas dos de los principales bancos españoles, BBVA y Sabadell, habían puesto sobre la mesa la posibilidad de una fusión. Pero ¿qué consecuencias tienen para los clientes este tipo de movimientos?

La unión de dos entidades bancarias siempre tiene un impacto en el consumidor.

Sobre todo, cuando están involucradas dos pesos pesados, como en el caso de BBVA y Sabadell.

Aunque parece que finalmente el acuerdo entre estas dos entidades se ha roto, las alianzas de este tipo son frecuentes en el panorama español. Así, durante el 2020 hemos asistido a dos fusiones exitosas entre algunos de los mejores bancos de España, una entre CaixaBank y Bankia y otra entre Unicaja y Liberbank.

Estos precedentes nos permiten hacernos una idea del impacto que puede tener la fusión de dos entidades para sus clientes.

Cambios en las condiciones de los productos contratados

La primera pregunta que se hace un consumidor cuando escucha que su entidad va a aliarse, o incluso a ser absorbida por otra, es: ¿cómo va a afectar eso a las condiciones de mis productos?

Y la respuesta es “depende”.

En el caso de las hipotecas y depósitos que llevan varios años firmados, el cliente tiene derecho a que le mantengan las condiciones que vienen estipuladas en la escritura. Esto es, mismas cuotas y mismo tipo de interés.                                                                           

Por supuesto, esto no se aplica en el momento en que quieras contratar un nuevo depósito o hipoteca.

Entonces sí tendrás que adaptarte a las nuevas condiciones establecidas por la entidad resultante de la fusión (o bien puedes buscar otro banco que te ofrezca mejores condiciones con nuestro comparador de hipotecas.

Cuestión distinta son otros productos de duración indefinida como las tarjetas y cuentas bancarias.

Ante una fusión, la ley sí contempla la posibilidad de que se apliquen cambios en las comisiones o en las condiciones de mantenimiento.

Reducción del número de oficinas

Otro de los efectos probables de una fusión.

En aquellas zonas donde haya dos oficinas muy cerca la una de la otra, lo habitual es que una de ellas cierre. Esto es algo que hemos visto ocurrir en fusiones recientes.

Si tú eras un cliente de la oficina cerrada, la entidad podría transferir tu cuenta a la nueva. Recibirás una notificación informándote del cambio y será el banco el que se haga cargo de todos los trámites.

Del mismo modo, ante una fusión, es de esperar que los números de cuenta de todos los clientes se homogeneicen, y por lo tanto eso podría suponer un cambio en tu IBAN.

Por lo general, esto afectará a los clientes de la entidad que ha sido absorbida.

En este caso tú no tendrás que hacer nada, porque la propia entidad será la responsable de redireccionar todos tus recibos para que lleguen al nuevo número de IBAN.

Estos cambios pueden extenderse por un periodo de uno o dos años, a medida que la fusión entre las dos entidades se hace definitiva.

Me gusta

74

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más