Cómo saber si eres un falso autónomo

13 Enero 2021

La figura del falso autónomo se ha extendido como una práctica fraudulenta que ahorra gastos a las empresas, en detrimento del trabajador. ¿Pero cómo puedes saber si es tu caso? Te explicamos lo que dicen los jueces al respecto.

La justicia ha tomado cartas en el asunto de los falsos autónomos.

Esta práctica, en la que un asalariado se ve obligado a darse de alta como autónomo, se ha extendido con la aparición de las nuevas compañías de servicios como Uber, Deliveroo o Glovo.

Precisamente ha sido Glovo la última señalada por la ley. La Inspección de Trabajo obligó a esta empresa a dar de alta a más de 11.000 trabajadores a los que mantenía en plantilla como asalariados encubiertos.

Esta práctica no solo supone un fraude, sino que puede llegar a ser perjudicial para muchos empleados.

Al tener las condiciones de un asalariado —con la imposibilidad de fijar sus propias tarifas—, pero tener que hacer frente a la cuota de autónomo, algunos se ven obligados a solicitar préstamos personales en España para hacer frente a sus gastos.

Lo bueno es que gracias a las últimas sentencias, ahora tenemos una referencia clara de lo que significa ser un falso autónomo.

En concreto la justicia tiene en cuenta cinco criterios.

5 señales de que eres un falso autónomo

1. Te han impuesto tu horario

Una de las características de los trabajadores por cuenta propia es que tienen la libertad de decidir cuándo trabajan.

Pero hay negocios en los que estos, a pesar de estar dados de alta como autónomos, no cuentan con esta flexibilidad. Su horario viene establecido por la empresa, o bien están obligados a fichar a la entrada y a la salida.

Este es el primer signo que tiene la justicia en cuenta para considerar si eres un asalariado encubierto.

2. Usas equipamiento de la empresa

¿Estás obligado a acudir a las instalaciones de la empresa para ejercer tu labor? Este puede ser otro indicio de que eres un falso autónomo.

Lo mismo ocurre si es la empresa la que se encarga de proporcionarte tus herramientas de trabajo.

También, si para ejercer las ocupaciones que te han encargado no tienes libertad para valerte de colaboradores externos, esto es una condición propia de empleados asalariados.

3. Cobras un salario fijo

Lo normal es que, como autónomo, tengas la posibilidad de fijar tus propias tarifas.

Además, en el contrato de trabajo vendrá un precio fijo estipulado que la empresa deberá pagarte por tus servicios.

En el caso de que tu salario venga marcado por la empresa, o de que puedas sufrir penalizaciones por bajo rendimiento, estas serán dos señales de que estás trabajando bajo unas condiciones fraudulentas.

4. Tienes que solicitar vacaciones

Otro de los criterios que tiene en cuenta la Inspección de Trabajo a la hora de imponer sanciones es que los trabajadores de una empresa tengan días de vacaciones estipulados.

De ser autónomos esto no debería ocurrir, puesto que un trabajador por cuenta propia tiene libertad para decidir cuándo trabaja y cuándo no.

5. Los clientes son de la empresa

El último punto de esta lista lo ocupa la cartera de clientes. En concreto, a quién pertenece.

¿Es la empresa la que almacena los datos de los clientes y la que establece las condiciones de trabajo con ellos (precio, plazos de entrega, etc.) sin que tú invervengas?

Aunque no siempre se cumple, la justicia también ha tenido en cuenta este aspecto al dictar sentencias como las de Glovo.

Si tú también estás en una situación de falso autónomo, desde pepecredito.es te recomendamos que interpongas una denuncia ante la Inspección de Trabajo, para que esta actúe y obligue a la compañía a darte de alta.

Me gusta

49

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más