¿Por qué a los fabricantes les interesa financiarte tu nuevo coche?

04 Diciembre 2019

¿Te has preguntado alguna vez el motivo por el que en casi todos los anuncios se muestra la cantidad mensual que habría que pagar por un coche, en lugar de indicar cuál es el precio total del mismo? Los fabricantes cada vez usan más estas técnicas por cuestiones de estrategia comercial. Aunque también tienen otros motivos menos conocidos para hacerlo de ese modo…

Seguro que lo has visto o escuchado en más de una ocasión: cómprate un coche por 175 euros al mes.

Los vehículos tienen precios muy elevados, casi imposibles de pagar al contado por personas que no dispongan de un buen colchón financiero.

Como lo normal es que este tipo de compras se financien casi siempre, los responsables de las marcas consideran que presentando el precio mensual a plazos —y no el total— atraerán a más clientes interesados al concesionario.

De hecho, a nivel psicológico, no es lo mismo digerir que tienes que pagar 20.000 euros de una vez, que hacerlo poco a poco, en mensualidades de 150 o 200 euros.

Pero los fabricantes de coches también ofrecen financiaciones como una línea de negocio bastante jugosa.

Sigue leyendo si quieres saber por qué las marcas de automóviles están tan interesadas en que sus clientes financien con ellos la compra de automóviles.

Motivo 1: mayor beneficio económico para la concesión

Los concesionarios de automóviles son negocios privados en régimen de franquicia.

Su principal beneficio se obtiene de la reparación de los vehículos de la marca a la que representan.

Junto a eso, también obtienen un margen por cada venta efectuada.

Pero si el concesionario, además de vender el vehículo, le convence al cliente de que solicite alguno de los créditos rápidos para coche que comercializan a través de la financiera de la marca, el dealer cobrará una sustanciosa comisión.  

Motivo 2: es un buen negocio para la marca

El gran volumen de negocio que mueven las marcas de coches ha convertido los préstamos de este tipo en un codiciado objeto de deseo.

Como sucede en otros sectores, el trato directo con el cliente permite ofrecer estos productos financieros —que en muchas ocasiones facilitan el cierre de la venta— generando sustanciosos beneficios por intereses y comisiones.

De hecho, grandes financieras como Santander Consumer o Cetelem están cerrando acuerdos de colaboración con varias marcas para gestionar las financiaciones que vayan llevando a cabo.

Motivo 3: ayuda a vender coches

Es evidente que un vendedor que ofrece facilidades de pago aumenta las posibilidades de conseguir la venta.

Más, si cabe, en un sector de precios altos como el de la automoción: al igual que sucede con los créditos hipotecarios, las mejores financieras de motor ofrecen préstamos sin los cuales sería imposible para mucha gente comprar el vehículo.

Teniendo esto en cuenta, las marcas comercializan sus préstamos como un servicio de valor añadido para que el cliente no tenga que gestionar un crédito personal en su banco.

Motivo 4: si incluye mantenimiento, genera más trabajo para el taller

Cada vez son más habituales las financiaciones que incluyen servicios de valor añadido como el mantenimiento del vehículo durante el tiempo que dura el crédito o la garantía extendida.

Pero esas ofertas suelen obligar al comprador a que haga el mantenimiento del coche en el propio servicio oficial. De no hacerlo así, el cliente podría perder esos servicios que le ha regalado la financiera.

El objetivo final de esta técnica de marketing es garantizar una mayor afluencia de trabajo a los servicios oficiales de posventa, que veían cómo mucha gente dejaba de usar sus servicios en cuanto finalizaba la garantía del coche nuevo. 

Me gusta

108

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más