El prestamista ha cerrado, ¿cómo puedo saldar la deuda de unos créditos rápidos?

08 Febrero 2024

Las deudas de los créditos rápidos o las producidas por otros productos deben saldarse. Sin embargo, puede darse el caso de que te encuentres con que la entidad que presta el dinero cierra. Ante tal situación, no debes perder los nervios, ya que existen algunas soluciones.

¿Qué ocurre cuando un prestamista cierra y aún tienes una deuda por créditos rápidos o de otro origen?

En el caso de que el prestamista cierre, quizás pienses que la deuda se cancela, pero no es así. Aún sigue existiendo y se va a tener que saldar. Cuando la entidad quiebra, se designa un administrador para manejar el proceso. Este se encarga de controlar los activos y pasivos para tratar de pagar a los acreedores. Por tanto, es muy probable que te reclame la cantidad que debes para resarcir a los acreedores.

Además, el prestamista debe avisar de su situación y de cómo deben actuar sus deudores. Es una forma de simplificar el proceso de quiebra y evitar problemas mayores. Igualmente, cabe la posibilidad de que se transfieran las deudas que tenía a otra entidad. Esta será la encargada de satisfacerlas, pues ahora son de su propiedad. Eso sí, debes ser consciente de que quizás las condiciones se vean alteradas.

Si te surgen dudas sobre lo que va a ocurrir, siempre puedes consultar con un asesor. Dados sus conocimientos, te explicará en qué situación te encuentras y cómo se desarrollará. Te ayudará a salir de este contratiempo de una manera sencilla y acorde a tus necesidades.

Puntos a tener en cuenta después del cierre del prestamista

Cuando te encuentras en la situación en la que el prestamista de tus créditos rápidos cierra, es comprensible que surjan dudas y preocupaciones sobre cómo proceder. Sin embargo, es importante comprender que el cierre del prestamista no cancela automáticamente tu deuda. Aquí hay algunos aspectos a considerar:

  • La deuda continúa existiendo: A pesar del cierre del prestamista, la deuda que tienes sigue existiendo y deberá ser saldada en algún momento.
  • Se designa a un nuevo administrador: Cuando una entidad quiebra, se nombra un administrador para gestionar el proceso. Este administrador se encarga de liquidar los activos y pagar a los acreedores, lo que incluye la deuda que puedas tener con la entidad.
  • Se te notifica y se sigue el proceso de quiebra: Es responsabilidad del prestamista en situación de cierre informar a los deudores sobre su situación y los pasos a seguir. Esto puede ayudar a simplificar el proceso de quiebra y evitar confusiones o problemas mayores.
  • Se transfiere la deuda: En algunos casos, las deudas pendientes pueden ser transferidas a otra entidad financiera. Esta nueva entidad asumirá la responsabilidad de satisfacer las deudas, pero es importante tener en cuenta que las condiciones pueden cambiar.
  • Consulta con un asesor: Si tienes dudas sobre cómo proceder o qué esperar, siempre es recomendable buscar asesoramiento financiero. Un asesor puede proporcionarte información detallada sobre tu situación específica y cómo afrontarla de la mejor manera posible.

Es posible afrontar las deudas de manera estructurada

La deuda, sea fruto de créditos rápidos o de préstamos sin intereses, debe saldarse. Aunque el prestamista cierre, se establecerán mecanismos para resarcirla. Por eso, en Pepe Crédito siempre decimos que es indispensable estar preparado frente a cualquier tipo de eventualidad. Contáctanos sin compromiso para recibir asesoramiento personalizado.

Me gusta

11

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más