¿Debo hipotecar mi casa para pedir un préstamo?

30 Diciembre 2019

¿Necesitas un crédito pero no tienes un sueldo fijo y las entidades te ponen muchas pegas para tramitarlo? Si tienes una vivienda libre de cargas puedes pedir un préstamo con garantía hipotecaria que te sacará de muchos apuros. En este artículo te explico en qué consiste.

Para obtener un préstamo, es normal que te pidan una garantía de devolución.

En unas ocasiones puede ser suficiente con tu salario.

En otras, tal vez te soliciten que un amigo o familiar te avale.

Y también hay otras modalidades en las que la garantía del préstamo puede ser alguno de tus bienes.

En el caso de que no cumplieses con tu obligación, el prestamista podría ejecutar esa garantía que afianzaba la operación.

Como es lógico, los préstamos de mayor envergadura necesitan de bienes de mayor valor para cubrir el riesgo de la operación.

Por eso mismo, en determinadas ocasiones, es posible que tengas que hipotecar hasta tu vivienda, si quieres conseguir muchos pesos para empezar con un negocio o para hacer frente a una deuda considerable. 

Préstamos con garantía hipotecaria

Las mejores financieras españa están muy bien para resolver pequeños problemas de liquidez, pero cuando necesitas bastante dinero lo normal es recurrir a bancos y cooperativas de crédito, que disponen de productos de financiamiento por montos mucho mayores.

Entre la oferta de créditos disponibles, destacan los préstamos con garantía hipotecaria, que en algunos bancos se denominan préstamos sobre escrituras o préstamos hipotecarios.

Básicamente, este tipo de créditos funcionan de un modo muy similar a un crédito hipotecario,

En caso de impago, la institución bancaria recuperará su dinero ejecutando tu propio inmueble.

Pero mientras los préstamos hipotecarios habituales suelen concederse para comprar una vivienda, los préstamos sobre escrituras están dirigidos a personas que necesitan cantidades importantes de dinero y que tienen ya su vivienda pagada y sin cargas de ningún tipo.

En ese caso, la propiedad funciona como garantía, pero el dinero prestado no tiene que destinarse necesariamente para la compra de esa vivienda.

Ventajas de este tipo de operaciones

Sin ninguna duda, el principal atractivo de estos créditos sobre escrituras es que puedes conseguir grandes cantidades de dinero.

Si tienes intención de invertir en un negocio, o tienes un problema económico serio, la mejor forma de obtener los pesos que necesitas es utilizando tu casa como garantía de devolución del préstamo.

Otro beneficio añadido es que los bancos suelen aceptar a clientes con malos historiales en el Buró de Crédito, algo que no ocurre con los préstamos personales.

Como la entidad tiene la seguridad de que, en caso de no recuperar el dinero prestado, podrá quedarse con el inmueble, es habitual que los criterios de concesión sean algo más laxos.  

No obstante, para este tipo de operaciones es necesario disponer de fuentes de ingresos estables y recurrentes a medio o largo plazo (en función del tiempo que elijas para hacer la devolución).

Y recuerda otro de los principales inconvenientes: si a lo largo del período de vida del crédito tienes algún problema y dejas de pagar las mensualidades, el banco podría ejecutar el aval hipotecario y tú perderías tu casa.

Me gusta

18

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más