Primer recuento de daños causados por la crisis del coronavirus

29 Octubre 2020

La pandemia del coronavirus ha cambiado por completo la situación económica de nuestro país. El confinamiento decretado en los primeros meses obligó a muchas empresas a cerrar, con el consiguiente aumento del desempleo. Y aunque se esperaba que con la nueva normalidad se iniciaría un periodo de recuperación, lo cierto es que apenas se está notando.

Tras una temporada de verano desastrosa para la economía, la segunda oleada de contagios por COVID-19 llegó mucho antes de lo previsto.

Esto ha generado nuevos confinamientos parciales y restricciones en sectores como la hostelería y el ocio nocturno, lo que no está ayudando en nada a la mejora de la economía.

Ahora, los empresarios temen lo que pueda traer el otoño, una vez que finalicen los ERTE y muchos se vean obligados a despedir sus trabajadores.

En este artículo te contamos cuáles están siendo las principales consecuencias económicas del coronavirus en España en estos primeros meses tras el estallido de la pandemia..

Cierre de empresas

Durante marzo y abril, los momentos más duros de la pandemia, se cerraron en España 142.000 empresas, según la Seguridad Social.

Las más perjudicadas fueron las pymes (pequeñas y medianas empresas), ya que tienen mucha menos capacidad de maniobra que las compañías potentes.

Y ello pese al aplazamiento del pago de préstamos bancarios impulsado por el Gobierno, que fue insuficiente para estas empresas.

Muchos confiaban en que cuando se levantara el confinamiento total del país la situación volvería poco a poco a la normalidad. Pero los datos demuestran que no fue así: en mayo y julio solo se dieron de alta 55.644 empresas.

Esto nos da un balance de casi 90.000 empresas menos que en el mes de febrero, justo antes de declararse la pandemia.

En total, actualmente cotizan en torno a 1.403.000 empresas, la cifra más baja desde 2014.

Aumento del desempleo

En cuanto al impacto de la crisis en el empleo, en el mes de agosto se registraron en torno a 800.000 parados más que en el mismo periodo de 2019.

Concretamente, la cifra se eleva a 3,8 millones de desempleados, el 16% de la población activa.

Los sectores más afectados han sido:

  • Turismo.
  • Hostelería.
  • Comercio al por menor.
  • Inmobiliario.

Una situación que ha puesto a muchas familias en apuros para pagar gastos imprevistos, lo que se ha reflejado en un crecimiento de los créditos online al instante.

El incierto futuro de los ERTE

Sin duda, los datos de desempleo son preocupantes.

Pero lo son todavía más si tenemos en cuenta que no incluyen los casi 800.000 trabajadores que todavía están en ERTE (expediente de regulación temporal de empleo).

El futuro para estas personas es incierto, ya que en muchos casos desconocen si sus empresas podrán continuar con su actividad una vez que no puedan renovar estos ERTE.

Además, en los próximos meses también se acabará la prohibición de despedir para las empresas que se acogieron a uno en su momento.

Todo esto lleva a pensar a la mayoría de los analistas y asociaciones de empresarios que el panorama empeorará mucho más a partir de otoño, ya que muchos de los ERTE podrían convertirse en despidos definitivos.

Me gusta

16

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más