5 consejos para volver a trabajar después de una larga pausa

16 Septiembre 2021

Volver al trabajo después de un despido, un descanso prolongado o una baja por maternidad no es fácil, y si te enfrentas a una situación así, aprovecha nuestros consejos.

1.Vuelve a adquirir una rutina

Establece una rutina diaria: levántate y acuéstate a una hora determinada cada día.

Vuelve a ponerte la ropa que llevabas en el trabajo, esto te ayudará a organizarte y ser más productivo. Y para que volver al trabajo sea más agradable, actualiza tu vestuario con nuevas prendas bonitas y cómodas. Si has estado desempleado durante mucho tiempo, es posible que debas usar tarjetas de crédito para hacer compras.

Por supuesto, no te recomendamos que gastes todos los ahorros antes de empezar a trabajar y luego solicites créditos rápidos para pagar tus deudas. Una o dos cosas nuevas serán suficientes para animarte y crear el ambiente laboral deseado.

Crea un horario de trabajo y ocio conveniente. Al principio, tendrás que recordarte sobre los descansos, pero pronto volverá a ser un hábito.

2.Cuida tu salud mental

Si te sientes ansioso todas las mañanas, intenta hacer una breve meditación que te ayudará a preparar para el día y a concentrarte en lo positivo. Piensa en los compañeros de trabajo con los que te gustaría hablar durante tu descanso o en el delicioso bocadillo que planeas almorzar.

Recuerda, todo el mundo tiene días buenos y días malos. No te obsesiones con lo negativo.

3.Comunícate con tus colegas y tu jefe

Si tienes alguna inquietud sobre tu propia competencia o condiciones de trabajo, pídele a tu jefe que encuentre un momento para hablar contigo. No tengas miedo de compartir todo lo que piensas, te ayudará a reducir el nivel de ansiedad.

Además, intenta unirte al equipo, comunícate con tus colegas y muy pronto todo volverá a su curso habitual.

4.Analiza la posibilidad de un horario flexible

Algunas empresas ofrecen a personas que regresan al trabajo después de un largo descanso comenzar trabajando menos horas llegar y salir del trabajo en horarios convenientes. Por ejemplo, puedes venir a las 10:00 o a las 11:00, pero, en cualquier caso, trabajar las 8 horas. Consulta esta opción con tu empleador; puede que así sea más fácil acostumbrarte a despertarte temprano.

Si a veces te resulta más cómodo trabajar desde casa, habla con tu jefe sobre la posibilidad de hacerlo al menos una vez a la semana, muchas empresas ahora brindan esta oportunidad.

5.Tómate un momento para pensar

Cuanto más tiempo pasan las personas en casa y en la incertidumbre, más piensan en su vida y carrera.

Si has sido despedido y te estás preparando para aceptar un nuevo trabajo, sigue reflexionando: te ayudará a decidir si debes avanzar por el camino elegido o tomar una dirección completamente nueva.

Piensa en lo que te ha dado esta experiencia, en lo que ha cambiado en el tiempo que pasaste sin trabajo. Intenta llevar un diario y anotar tus ideas. Quizás te des cuenta de que necesitas obtener nuevas habilidades, ¡concéntrate en ellas!

Me gusta

15

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más